Despleagar Imagen
Desplegar texto
LA EXCURSION
La excursión comienza en el muelle de Puerto Pañuelo, a 25 km de Bariloche.
Durante la navegación se explorará el Brazo Tristeza, un profundo fiordo glaciario
en el sector suroeste del lago Nahuel Huapi, rodeado de abruptas montañas y
cascadas. Este circuito lacustre hasta ahora era solamente accesible para
embarcaciones privadas.
Desde Puerto Pañuelo nos dirigimos hacia el oeste, hacia la boca del Brazo
Blest, y rodeando la península Llao Llao rumbeamos hacia la boca del Brazo
Tristeza; notamos cómo en este sector las aguas se aquietan, protegidas por
las montañas. Nos internamos en el lago entre el Cerro López y el Cerro Capilla
ambos de escarpadas laderas, para ir descubriendo numerosas cascadas
(especialmente en época de deshielo o luego de las lluvias). El bosque
progresivamente irá conformándose como la tupida Selva Valdiviana, tal como
se denomina el bosque en determinados sectores del Parque, donde recibe
mayor cantidad de precipitaciones.
El sector oeste del Brazo es una Reserva Natural Estricta, que protege
numerosas especies vegetales así como el hábitat del Huillín (Lutra Provocax),
un mamífero autóctono de hábito acuático que se nutre de crustáceos, peces
y moluscos; su figura es además el símbolo del Parque Nacional Nahuel Huapi.
El Huillín es un animal difícil de observar; sin embargo, numerosas especies de
aves podrán ser apreciadas en el recorrido, desde cóndores hasta aves
acuáticas y aves de bosque. Las costas del brazo son cortadas a pique, y se
advierten escasas playas. En las rocas podemos apreciar claramente los
surcos dejados por el paso de los glaciares, hace unos 5000 años.
Durante el recorrido, y si el clima lo permite, es posible observar el majestuoso
Monte Tronador de 3450 metros, que se eleva sobre el paisaje con sus
glaciares y nieves eternas. Arribados al final del brazo, se desembarca para
realizar una sencilla caminata hasta la cascada del Arroyo Frey, en el corazón
de la selva; un lugar idílico y de naturaleza imponente.
Navegamos de regreso para cerrar este día de exploración por uno de los
los sectores más salvajes del Parque Nacional Nahuel Huapi, habiendo gozado
de la naturaleza en su estado más puro.
Design by DBD